Relación entre calidad de vida y tasa de criminalidad

15.04.2011 00:00

Dos de los Países europeos donde se denuncian más robos de vehículos, bicicletas, allanamientos, robos frustrados o robos contra la propiedad personal son Austria y Suiza, claro que esto no quiere decir que sea donde más delitos de este tipo se cometen sino donde más se confía en sus Cuerpos de Seguridad para denunciarlos, lo que demostraría eficacia por parte de los mismos o una avanzada educación en materia de seguridad. Sin embargo, Zurich, que en el estudio “Mercer” figura como la segunda ciudad con mayor calidad de vida del Mundo, es también la octava en índice de criminalidad, por lo que evidentemente no se corresponde la seguridad con la riqueza, claro que pudiera ser un hecho aislado puesto que, en efecto, Austria es uno de los Países con menor índice de criminalidad. Otro ejemplo para ilustrar esto último es la ciudad de Vancouver, la cuarta con mayor calidad de vida y la más segura del Mundo, sin prácticamente robos ni conflictividad ni terrorismo de ningún tipo.

Auckland es una de las ciudades más prósperas del Mundo, en cambio sus habitantes opinan todo lo contrario con respecto a su seguridad puesto que consideran la mayoría que no tienen suficientes recursos policiales, a pesar de su elevado nivel de vida. Es más, Nueva Zelanda es el País con la mayor tasa mundial de víctimas por asaltos y amenazas a pesar de que no solamente destaca Auckland entres sus ciudades, también lo hace Wellington, la número doce entre las más avanzadas del Mundo. Con respecto a su vecina Australia, con su capital entre las veinte mejores ciudades del Mundo, la Nación tiene a su vez uno de los índices de criminalidad más altos dentro del grupo de Países del Primer Mundo o plenamente desarrollado.

En el caso de Singapur, la ciudad con mejores infraestructuras del Planeta, encontramos uno de los menores promedios de asesinatos del Mundo con lo que aquí sí se corresponde riqueza con seguridad. En cambio, Munich, la segunda ciudad en infraestructuras es la sexta ciudad europea con mayor índice de criminalidad (Fuente: INTERPOL). Copenhagen, la tercera ciudad con mejores infraestructuras, tiene una tasa de 50 crímenes por cada 1.000 habitantes (para que nos hagamos una idea, Nueva York la tiene de tan solo 22 crímenes por cada mil habitantes). Japón le sigue en cuanto a infraestructuras con dos ciudades entre las más avanzadas del Mundo como son Tsukuba y Yokohama, pero el País nipón cuenta con tasas de criminalidad muy bajas, a diferencia de Alemania, con seis millones de delitos al año pero cuatro ciudades entre las veinte con mayor calidad de vida del Mundo.

En Asia, la capital china, Pekín, ha subido puestos en cuanto a calidad de vida (actualmente es la número 113), gracias sobre todo a los juegos olímpicos que supusieron un esfuerzo por ofrecer una mejor imagen del País, pero el índice de criminalidad sube sin cesar; esto último ha motivado que otras ciudades que son grandes centros de negocios hayan bajado en el ranking debido a la inseguridad y los atentados, como ha ocurrido con Bangkok y Mumbai-Bombay.

Hong-Kong, en el puesto 8 y Tokio en el doce, ciudades de gran poder e influencia comercial e industrial, son también verdaderos ejemplos de cómo sus respectivos Cuerpos policiales y Departamentos de Seguridad se especializan adecuadamente para garantizar la tranquilidad de estas megaurbes.

El Benelux (Bélgica, Holanda y Luxemburgo) es sin duda una de las zonas más ricas del Mundo pero también con una tasa cercana al diez por ciento de criminalidad, lo cual es un índice muy elevado y eso que sus respectivas capitales están también entre las veinte mejores ciudades del Mundo.

En los Países escandinavos, sus capitales (Estocolmo, Oslo y Helsinki) se sitúan entre las treinta ciudades de mayor calidad de vida; en cambio, las tasas de criminalidad son muy preocupantes: solo en Oslo hay 90 delitos por cada mil habitantes, superada y mucho por Estocolmo, la sexta ciudad europea con más criminalidad; con respecto a Helsinki, ocupa el puesto décimo (fuente: European Crime and Safety Survey).

La ciudad cuya peligrosidad criminal es más preocupante sigue siendo Londres: robos a propiedades, asaltos, robos de automóviles, violaciones y agresiones entre otros delitos, con un índice superior al registrado en Belfast.

Evidentemente no quiere decir esto que en Londres anden robando o asaltando a la gente por doquier pero un 32% de personas ha sufrido una u otra consecuencia de la criminalidad (le han robado su vehículo particular o le han agredido de algún modo) y hablamos de la ciudad que en el estudio de “Mercer” figura en el puesto 38 entre las mejores del Mundo y ciertamente así será pero una vez más la riqueza no se corresponde con la seguridad.

En París se vive mejor que en Londres, al parecer, ya que el estudio “Mercer” la sitúa en el puesto 33 y en cuanto a seguridad es, según “European Crime and Safety Survey”, la novena ciudad europea con más criminalidad, aunque con mucha más seguridad que en Londres, al menos aparentemente.

En España, solo las ciudades de Barcelona y Madrid están entre las 50 con más calidad de vida pero en cuanto a seguridad Madrid (en el puesto 48 en calidad de vida, por delante de Nueva York) supera ampliamente a Londres, Ámsterdam, Dublín, Cophenagen, Estocolmo, Bruselas, Berlín, París, Viena, Edimburgo o Roma; un dato muy positivo de cara a su candidatura para los juegos olímpicos de 2016.

Si bien los Países del Este de Europa han incrementado notablemente su calidad de vida desde que forman parte de la Unión Europea, en cuanto a seguridad siguen siendo bastante deficientes: por ejemplo, Tallin, capital de Estonia, es la tercera ciudad con más criminalidad de Europa.

En América, Honolulu sigue siendo una de las ciudades donde mejor se vive en todos los aspectos, incluido el de la seguridad. En cambio, Washington (puesto número 44 en calidad de vida) tiene un serio problema con las bandas callejeras, estimándose que en sus calles hay unas 400 pandillas que se dedican a la delincuencia y hablamos de una ciudad que no llega a los 600.000 habitantes.

En Latinoamérica, la ciudad con más calidad de vida es San Juan de Puerto Rico y aún así su índice de criminalidad llega al 16 % (fuente: Comisionado de Seguridad del Municipio de San Juan), aunque en los últimos años se ha reducido en un seis por ciento. Montevideo, capital de Uruguay es la segunda ciudad de mayor calidad de vida en Latinoamérica pero aunque en términos generales el País suele estar por debajo de la media delictiva en la Región, el fenómeno delictivo ha aumentado en los últimos años; aún así, sigue ofreciendo más seguridad que el resto de Iberoamérica.

Santiago de Chile es la ciudad con  mejores infraestructuras de toda Latinoamérica, algo así como la Munich hispanoamericana, pero como ocurre en la ciudad alemana, el índice de criminalidad ha aumentado en los últimos años, de hecho se registran más de 600 homicidios al año, una cifra muy preocupante.

Dirijamos ahora nuestra vista hacia la Península Arábiga, con sus enormes reservas petrolíferas y el lujo de sus jeques. Dubai es la ciudad número 77 con mayor calidad de vida del Mundo aunque quién la visita tiene la impresión de estar en la ciudad más lujosa del Planeta, pero aquí si se puede decir eso de no es oro todo lo que brilla ya que la mano de obra empleada en la construcción de sus impresionantes rascacielos se encuentra en condiciones bastante precarias y al encontrarse en los Emiratos Árabes Unidos, hablamos automáticamente de integrismo islamista. Eso sí, al ser Dubai una ciudad eminentemente turística y diseñada para negocios internacionales importantes, la seguridad es un elemento muy atendido y tomado con una gran seriedad ya que lo contrario causaría mala imagen para la que aspira a ser la ciudad más espectacular del Mundo, debido a lo cual el índice de criminalidad es muy bajo (en cuanto a infraestructuras, Dubai está en el puesto número 35). La otra gran ciudad de los Emiratos es Abu Dhabi, en el puesto 72 en cuanto a infraestructuras.

Otro ejemplo de máxima seguridad en un País árabe es Egipto y en concreto la ciudad de El Cairo con menos de un cinco por ciento de criminalidad; la mayoría de ciudades europeas ofrecen más inseguridad que la capital egipcia la cual se sitúa en el puesto 93 en cuanto a infraestructuras.

Israel cuenta con dos ciudades entre las setenta primeras del Mundo con mejores infraestructuras (Tel Aviv y Jerusalén) y sería el País con menor tasa de criminalidad del Mundo sino fuera por el terrorismo. La Policía israelí es sumamente eficaz y han procurado que no se generara un problema de inseguridad ciudadana al ya existente de violencia terrorista con lo que los delitos que no entran dentro de este segmento casi son inexistentes en Israel.

Port Louis está situada por el estudio de la consultoría “Mercer” en el número 82 entre las de mayor calidad de vida, pero la capital de las Islas Mauricio está en el centro de la gran criminalidad del País, una de las más elevadas de África, donde otro País con una tasa preocupante es Sudáfrica. La capital sudafricana, Ciudad del Cabo, es la número 87 del estudio que nos ocupa pero el País entero está azotado de una altísima criminalidad, lo que perjudicará a la organización del Mundial de fútbol para el año que viene, si bien las autoridades sudafricanas ya han asegurado que destinarán 500 millones de dólares solamente a la seguridad, empleando a 10.000 policías para el evento. Aquí tenemos otro ejemplo de que riqueza no es igual a seguridad puesto que Sudáfrica es el País más avanzado en todos los aspectos de África.

Como no podía ser de otra manera, desde que se inició la guerra de Irak, Bagdad vuelve a ser este año una de las ciudades más violentas e inseguras del Mundo con atentados casi a diario, aunque ahora Abidján, en Costa de Marfil, donde ningún barrio de la ciudad es seguro y mucho menos por la noche, supera en criminalidad y violencia a Bagdag debido al conflicto que se ha desatado desde hace meses en el País africano y que ahora se ha recrudecido.

Como podemos comprobar por lo tanto, la inseguridad ciudadana no va en función del nivel de riqueza sino de la inestabilidad política, la conflictividad socio-laboral o la corrupción judicial. Un País puede estar muy desarrollado pero si su sistema judicial y penitenciario o sus Cuerpos de Seguridad fallan entonces el índice de criminalidad se disparará aunque el resto de factores que determinan la calidad de vida sean favorables. Ahora bien, sin duda, la crisis económica puede agravar la situación de inseguridad por razones igualmente obvias.

Haga su comentario

Fecha: 06.06.2013

Autor: Dr. César Benavides Cavero

Asunto: Tasa de criminalidad en Países Nórdicos

Discrepo totalmente con lo expresado de que los países nórdicos son de alta crminalidad y violencia. Los años 2001 al 2002 la crminalidad se manejaba en el 0.5% al 3% que son los bajos que señalan los estandares internacionales, afirmamos esto por haber estado en dichas naciones haciendo estudios de Seguridad.

Instituto Peruano de Criminalistica y Pericias

Fecha: 06.06.2013

Autor: Valeria

Asunto: Criminalidad

Cada vez hay más violencia

Nuevo comentario


Licencia Creative Commons
RED SAFE WORLD por RSW se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.