Las revueltas islámicas

29.03.2011 10:27

¿Quién o quiénes están realmente detrás de las revueltas populares en el mundo árabe que derrocan regímenes políticos? La comunidad internacional está preocupada ante lo que parece una verdadera revolución, especialmente por las consecuencias que puedan derivarse para Occidente como la creación de una “quinta columna” fundamentalista en la Unión Europea o Israel cuyos territorios son los que más cerca están de los incidentes que sacudieron primeramente Túnez, después Egipto y en los últimos días Yemen, Bahréin e Irán.

La opinión de políticos progresistas y estudiantes universitarios así como asociaciones islámicas es que por fin la comunidad musulmana se libra del yugo que oprimía a sus pueblos, el de la dictadura religiosa. Pero mucho me temo que estamos asistiendo al principio de un fenómeno más complejo de lo que nos parece a simple vista y entre los países más preocupados por esta situación se encuentra Israel que ve con estupor una posible nueva alianza árabe que avanzase hacia Palestina con la intención de “liberar” las Franjas de Gaza y Cisjordania y quién sabe si no albergan, ya puestos, seguir su marcha hacia Jerusalén, una de las ciudades más sagradas para Islam[1].

En este sentido, Egipto suponía un freno del islamismo más radical manteniendo a raya a los hermanos musulmanes y otras corrientes integristas por lo que la caída de Mubarak es una verdadera tragedia para el pueblo judío que se siente ahora más inseguro que en los últimos sesenta años ya que los dos únicos Países con los que mantenía relaciones diplomáticas en la zona eran Egipto y Jordania, este último con peligro serio y real de ser el siguiente objetivo de esta revolución islámica que está barriendo toda la Umma[2]. Sin sus dos aliados, Israel se convierte en un blanco relativamente fácil para Irán salvo que Turquía siga comerciando del modo que lo hace con el Estado hebreo y por lo tanto vea sus intereses en peligro, decidiendo intervenir en el más que posible conflicto que se avecina del lado de Israel y naturalmente los Estados Unidos, tradicional defensor de Israel, si bien las tornas están cambiando en la relación idílica que ha unido a estos dos Países desde siempre ya que las grandes compañías multinacionales controladas por capital judío ya no son lo que eran y Estados Unidos no las necesita tanto como antes además de que recientemente hemos conocido la noticia de que China es ya la segunda superpotencia mundial; si Estados Unidos desea conservar la preponderancia en el Mundo, no puede involucrarse en un nuevo conflicto bélico que le supusiera una sangría económica y quedar con ello relegado a un segundo puesto, siendo aventajados por los chinos.

¿Qué hará entonces Israel? Si todos los países árabes se unen, con un nuevo régimen político nacido de la revolución que contemplamos en estos días, liderados por los “Hermanos Musulmanes” a los que sin duda se unirían Hezbollah y posiblemente la red al-Qaeda atentando contra intereses judíos en el resto del Mundo, ¿cómo respondería el Estado de Israel? No quiero pensarlo pero tengo en mente su potencial nuclear como única defensa eficaz ante un avance en bloque de los países islámicos hacia Tel Aviv y entonces hablamos de palabras mayores ya que Rusia no permitirá un ataque nuclear en la Región en la que tantos intereses comerciales e industriales tiene.

 

 

 


Licencia Creative Commons
RED SAFE WORLD por RSW se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.