Congreso internacional de los derechos civiles en España y Europa

15.04.2011 00:00

Entre los días 21 al 23 de octubre de 2009 se celebró, en el Palacio de Congresos de la ciudad de Valencia, el congreso internacional de los derechos civiles en España y Europa.

El congreso fue inaugurado por el Conseller de gobernación de la Generalitat Valenciana Hble. Sr. Serafín Castellano Gómez y participaron como ponentes diferentes especialistas del Derecho Civil en el ámbito Universitario como en el de su aplicación judicial. Como se indicó en la propia publicidad del Congreso, el objeto del mismo se basa en doble tendencia antagónica de nuestros días a la que se dirige el Derecho Civil, por un lado en nuestro país y gracias al art. 149-1-8ª de la Constitución, existen comunidades autónomas con competencia para legislar en materia civil  y por otro lado la tendencia europeísta de unificación de criterios para crear un cuerpo normativo que sea la base de un futuro Código Civil europeo.

La base principal de trabajo de este futuro código civil europeo es el derecho de sucesiones y el derecho de familia; se ha calculado que anualmente en la Unión Europea se realizan más de 50.000 sucesiones que se pueden revisar desde varios conceptos normativos distintos con los consiguientes problemas en su resolución.

En función de si sucesión es testada o no,  el concepto de familia de cada país, el régimen de capitulaciones matrimoniales y el debate sobre la legítima se actuará de una manera u otra en cualquiera de los territorios de la Unión Europea, por ello se ha creado un grupo de trabajo “The organising Commitiee of the Commission on European family Law” que trata de crear una gran base de datos de los diferentes Códigos civiles para que los jueces puedan acceder a ella y aplicar la norma que corresponda aunque no sea la de su país.

Para ello se trabaja con diferentes propuestas como son la de unificar el derecho sustantivo en materia de sucesiones en la Unión Europea y que las decisiones de cualquier juez en materia civil sean reconocidas por cualquier tribunal europeo.; por otro lado en el futuro Reglamento Europeo sobre sucesiones  se pretende que cuando en un Estado miembro existan lugares con características propias y diferenciadas de las del resto del territorio de ese país miembro, se tengan en cuenta también las diferentes normas que existan en ese territorio como si de las del estado miembro se tratasen, dando entrada con este artículo a todas las normativas que en la actualidad existen en las diferentes autonomías (en el caso de nuestro país) en materia civil.

Desde esta perspectiva es difícil entender cómo por un lado se pretende crear un espacio jurídico único relativo a la aplicación de normas en todo el territorio de la Unión Europea y por otro se trate de diferenciar los diferentes códigos civiles bajo el amplio paraguas de la historia, es  la historia, y como no siempre en clave política, el amparo de los legisladores para poder justificar actualizar los fueros “arrebatados”?, por el derecho civil “castellano” a las mal llamadas autonomías históricas, este afán legislativo hace que los juristas se encuentren con verdaderos laberintos normativos en función de dónde se encuentren, el Derecho Civil en las Islas Baleares se compone de tres tomos en función de qué isla se trate, uno para Mallorca, otro para Menorca y otro para Ibiza; Cataluña es otro ejemplo de distanciamiento con el llamado Código Civil “español” y en cuanto al País Vasco, no solo hay que distinguir en qué provincia te encuentras sino que también cuenta en qué lugar de la provincia resides y si litiga por un caserío o no.

Está claro que las leyes las hacen los políticos y por lo tanto están politizadas difuminando el concepto de lo justo y lo injusto, pero la tan recurrida “seguridad jurídica” a la que siempre se acogen los diferentes legisladores para emitir ingentes cantidades de normas y así dejar huella de su paso por la historia es cuanto menos irresponsable si no se aplica el sentido común, el antiguo Derecho civil, entendido como Derecho romano, va a desempeñar un papel sumamente importante desde  la Edad Media: el de Derecho común, la evolución del mismo es el Derecho que actualmente disfrutamos pero, ¿ no sería conveniente mirar de vez en cuando hacia atrás y recuperar los conceptos de unidad normativa del Ius Civile romano entendido como un privilegio del ciudadano romano y por analogía crear el moderno Ius Civile europeo?

____________________________________________________________

Análisis realizado por Tomás García, diplomado en Ciencias de la Seguridad


Licencia Creative Commons
RED SAFE WORLD por RSW se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.